¿Por qué orar?

¿Por qué orar?

Un hombre se abre a Dios cuando ora.

Un hombre se abre a la otra persona cuando habla con él. Un hombre se abre a Dios cuando ora. Orar es hablar con Dios de corazón. Los que oran, honra a Dios, porque Dios quiere que hablemos con él.
¿Qué podemos decir? Sobre todo nuestro agradecimiento, nuestra alabanza y nuestra alegría de tener la razón, que Dios está ahí para nosotros y para el mundo. Las primeras frases del Padrenuestro nos lleva a la adoración, alabanza y acción de gracias: Nosotros podemos llamar a Dios nuestro Padre, podemos definir nuestras vidas por su palabra, por la venida de su reino con alegría y confiarnos a su voluntad. Esa es la tónica de la oración de la Iglesia.

Pero tenemos que pedirle a Dios: por el pan diario para mantener y, de perdón, para nosotros mismos y para los demás. Deberíamos demandar a nuestro sufrimiento, hablar delante de él, lo que nos mueve. Los que oran, Dios abrirá: también hay que decir la más personal. Incluso el silencio y la contemplación devota de Dios puede ser una manera de orar o que conduce a ella.

Muchas personas lo encuentran como un gran regalo que se puede orar. Otros tienen dificultades para orar porque esperan poco de la oración. ¿Qué podría hacer que la oración: La respuesta a esta pregunta para saber quién puede guiar a la oración y la práctica. En la oración, ponemos nuestra vida delante de Dios. Aquí aprendemos que la presión baja de todas las etiquetas y la carga de cuidar de nosotros. Nuestra alma se una respiración profunda.

En la oración, debemos confiar en Jesús y seguir con él. Estaba seguro de que Dios le iba a escuchar. Cuando rezamos, participamos en Dios, confiamos en Jesús Cristo. Como nuestra propia fe débil, raquítico nuestra oración, Dios nos oye, pero por el amor de Cristo. "Dios no cumplir todos nuestros deseos, pero todas sus promesas" (Dietrich Bonhoeffer).

Tiempos de uso en la rutina diaria que sea posible llegar a descansar y estar familiarizado con la oración. A cambio, ofrecen la mañana y por la noche, pero las comidas. Los períodos de silencio, junto con la lectura de la Biblia y oración para pedir la ayuda que da forma a nuestras vidas y osos. Nuestras oraciones serán más ricos si respondemos a la lectura o escuchar la palabra de Dios, o repensar nuestra nueva vida bajo una cita bíblica. Cuando sucede esto, junto con otras, como una comunidad de oración y fomentar profundizar nuestras oraciones. La mayor comunidad de oración, la adoración de la iglesia mundial. La oración del individuo está rodeado por la oración de toda la Iglesia, que, inspirado por el espíritu de Dios a través de las edades y de todo el mundo se va. Es el espíritu de Dios, que conecta todos los fieles y también se produce para aquellos que no pueden orar.

Podemos orar con sus propias palabras. Pero cuando no tenemos palabras, así que nuestras oraciones acudir en ayuda de los demás, he hablado. Estos incluyen los Salmos, que Jesús oró. Muchos himnos son oraciones en las que podemos estar de acuerdo. Una ayuda para la oración es doblar las manos, arrodillarse en algunos casos. En las palabras: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo para hacer referencia a la cruz, es una costumbre que no debe rehuir de los cristianos evangélicos. Una habitación tranquila en la que no se ven afectadas ayuda al recogimiento